La alimentación constituye el PRINCIPAL factor para evitar el cáncer

 

20% del cáncer es causado por los productos químicos en los alimentos.

Las mujeres de países occidentales son más propensas a sufrir esta enfermedad, especialmente aquellas que viven en países que siguen una dieta rica en carnes, grasas, azúcares y harinas refinadas.

La incidencia es mucho más baja en culturas donde se consumen más  alimentos
naturales: verduras, frutas y legumbres y en donde la ingesta de carne animal  y alimentos procesados no es tan alta.

Pero aún dentro de los alimentos naturales debemos tener mucho cuidado con lo que consumimos.  Hay ciertos alimentos naturales que también debemos asegurarnos que sean orgánicos.
La siguiente es una lista de alimentos que pueden ser  peligrosos al contener tóxicos cancerígenos como pesticidas, hormonas y químicos nocivos para nuestra salud.

  1. RES Las investigaciones sugieren una conexión muy fuerte entre algunas hormonas que se le dan al ganado y el cáncer en las personas, especialmente el cáncer de mama. Cuando elige  carne de res que ha sido certificada como orgánica por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), no solamente esta evitando el consumo de hormonas, sino que también dosis masivas de antibióticos que el ganado normalmente recibe.
  2. FRESAS orgánicas, son un súper alimento, ayudan a limpiar el organismo de toxinas, contienen fibra, minerales y vitaminas. Si no son orgánicas, poseen un riesgo potencial ya que  contienen alrededor de 13 diferentes pesticidas.
  3. PALOMITAS DE MAÍZ El forro de las bolsas para microonda  pueden contener un químico tóxico que se llama ácido perfluoroctanoico, o PFOA, que se usa para prevenir que la comida se pegue al papel.  Es preferible reventarlas en una olla sobre la estufa.
  4. LECHE Las vacas criadas para producir leche en cantidades industriales,  se mantienen siempre preñadas para maximizar la producción. Los ganaderos generalmente  inyectan hormonas de crecimiento sintéticas y estas hormonas se pasan a través de la leche.
  5. APIO Los tallos del apio son muy porosos por lo  que si  NO son orgánicos, son muy peligrosos ya que retienen agrotóxicos cancerígenos como pesticidas, fertilizantes, plaguicidas, fungicidas, desinfectantes,
    herbicidas, insecticidas,  etc.
  6. TOMATE El tomate orgánico crudo es muy rico en licopeno, un caroteno que le da el color rojo y que ha demostrado su papel protector frente al cáncer. También contiene otras sustancias en la piel y en las semillas que tienen efectos anti cancerígenos. El tomate enlatado puede  ser peligroso, la revestidura compuesta con BPA puede filtrarse en el producto, especialmente en alimentos ácidos como los tomates.
  7. SALMON El salmón de granja por lo general contiene altos niveles de la sustancia química cancerígena PCB (bifenol policlorado), por lo que es muy importante que se asegure de elegir del salvaje.   Distintas investigaciones médicas asocian el consumo de salmón de granja con  varios tipos de cáncer, infertilidad y defectos en los fetos.